Dos hermanos en Girona

Girona FC - RCD Mallorca

142

El pasado sábado, antes del partido entre el Girona y el Mallorca, más de 60 aficionados de ambos conjuntos se reunieron en el Bar 106 (Av. de Sant Narcís, 106), sede de la Peña Immortal de los albirrojos. Los locales recibieron en su sede a miembros de la Peña Mallorquinista Universitaria de Barcelona y la Peña Mallorquinista Es Xubasquero, ambas procedentes de Barcelona, así como a otros hinchas llegados de Baleares y otros puntos de España. Un encuentro en el que hubo representación institucional con Cristóbal Sánchez, regidor de cooperación del Ayuntamiento de la localidad catalana, que disfrutó del divertido ambiente generado por ambas aficiones.

Un hermanamiento en el que rojiblancos y bermellones dieron cuenta de una suculenta comida y de licores típicos de la zona hasta poco antes del partido. Además, también hubo un emotivo minuto de silencio en recuerdo de Paco Llabrés, presidente de la Hermandad de Alfonsinos, y Joan Quetglas, presidente de la Peña Bunyola, dejando la rivalidad para la batalla futbolística que vivieron los jugadores sobre el césped. Un duelo en el que los de Girona comenzaron con intensidad para hacerse con el control del esférico y que finalizó con un gol de Juanpe en los últimos compases, que hizo que los de Machín se llevarán el gato al agua y sigan abonados al segundo puesto de la clasificación.

Patrocinado