¿Por qué no suben a Zorrilla?

Real Valladolid

41

Dicen que la historia tiende a repetirse y parece ser verdad. Hace escasos días, la Peña El Infierno de Zorrilla recuperaba en su cuenta oficial de Twitter un reportaje de Canal+ del año 1993 en el que un bisoño Josep Pedrerol buscaba los motivos por los que la gente no asistía a ver al Real Valladolid al Estadio José Zorrilla. Todo sigue igual, nada ha cambiado.

«El José Zorrilla es el estadio más grande del mundo. Nunca se llena». El chiste es viejo, pero no pierde vigencia. En busca de su ascenso, el conjunto pucelano se ha quedado sin capacidad de convocatoria para atraer público a sus partidos. Puede que el motivo esté en los precios. Quizá la razón sea la coincidencia de horarios con los partidos de Primera, o simplemente, que la Segunda no engancha. En cualquier caso, lo cierto es que en las 28 jornadas que se llevan disputadas, no se ha superado el 35% de asistencia media.

Esto es que los más de 11.600 abonados no han coincidido juntos este año en ninguno de los encuentros. Con una media de asistencia en torno a los 8.974 espectadores. Sobre un aforo de 26.512 asientos, lo que supone un 33,8% de tasa de ocupación. Una realidad que es extensible a la mayoría de los clubes de Segunda: la asistencia es, casi siempre, inferior al número de abonados.

“Premio Jugador 12”

Una regla no escrita a pesar de la cual la Federación de Peñas fue distinguida con la entrega del distintivo “Premio Jugador 12”, que reconoce a la mejor afición de los clubes de Segunda. Una paradoja. Pocos, peros buenos y ruidosos. No en vano, la agrupación históricamente ha combatido la desbandada con diversas campañas, ya sea para que los abonados puedan adquirir entradas a un precio simbólico o armándolos con motivos y enseñas para animar desde las gradas del Zorrilla.

Iniciativas que por el camino se han topado con vallisoletanos de pura cepa, como fue el caso de Mario Puertas, aficionado, padre y directivo de la Federación de Peñas, que, mientras el Real Valladolid titubeaba con el descenso la pasada campaña, no dudó en escribir un carta que conmovió a las redes sociales.

Históricamente, el conjunto presidido por Carlos Suárez ocupa el puesto número 13 de entre todos los clubes que han competido en la liga, en otras palabras, se trata de un equipo de primera, con una afición de primera y un estadio relativamente aceptable para la masa poblacional de Valladolid, pero entonces, ¿por qué la gente no sube a Zorrilla?

Patrocinado