Gradas amigas en Vitoria

El Deportivo Alavés se llevó la victoria en el derbi vasco ante la Real Sociedad. Ambas aficiones dieron una lección de convivencia en el estadio y fuera de él.

El partido entre el Alavés y la Real Sociedad ha sido todo un ejemplo de convivencia entre aficiones. A pesar deseo un derbi y de estar cerca en la clasificación de Liga, la rivalidad de los equipos sólo se vio dentro del campo. De hecho, fuera de él sólo quedó hueco para la diversión y el buen rollo entre ambos conjuntos.

Los aficionados tuvieron un hermanamiento previo al partido, se comportaron excepcionalmente en el campo y animaron fuera de él. Lo que sería una jornada perfecta. Al final los tres puntos se quedaron en Mendizorroza, que colgó el corte de ‘sold out’, gracias a un gol de Deyverson, con peculiar celebración incluida.

El cuadro de Pellegrino agradeció posteriormente el apoyo a una afición que no falla nunca y reconocieron su mérito. En los días previos a esta gran cita, el club blanquiazul había calentado motores y tirado de recuerdos para que los aficionados entraran en ambiente de derbi. Al final parece que lo lograron y en sintonía con la afición rival.

Patrocinado