San Mamés fue blanco

El Real Madrid venció al Athletic Club de Bilbao y estuvo representado en San Mamés por las peñas, que se unieron en la grada para animar a los suyos en un partido decisivo.

Jornada de infarto la que vivieron los aficionados blancos. El Real Madrid se llevó lo tres puntos en San Mamés, enfrentándose a un Athletic que le plantó cara con firmeza en el campo. Hasta allí se desplazaron las peñas merengues, que unieron sus fuerzas para teñir de blanco una grada y apoyar a los de Zidane.

Benzemá comenzó marcando, pero Aduriz puso emoción al encuentro. No faltaron los cánticos madridistas de los más fieles, y la recompensa acabó llegando. Fue Casemiro el que acabó sirviendo el alivio y culminó la victoria.


Los madridistas llegaron al estadio de los leones después de un largo viaje en autobús, amenizado con la emoción de un partido, decisivo para mantenerse líderes. En las inmediaciones del estadio tampoco faltó el color blanco y se notó la presencia de los aficionados. Sonrisa a la espalda para la vuelta a casa y esperando al próximo encuentro en el Bernabéu.

Patrocinado
Compartir
Artículo anterior98 años de historia
Artículo siguienteGradas amigas en Vitoria
Sandra Jiménez
Redactora de Diario de Aficiones Unidas. Finalicé mis estudios de periodismo, que han estado ligados a medios digitales de carácter nacional y deportivo. Mi pasión es el fútbol y soy amante y practicante del deporte.