¿Qué fue de Mario Kempes?

El Valencia CF ha tenido una serie de futbolistas que han moldeado su historia. Muchos continúan en el candelero, otros desaparecen. En esta nueva entrega desvelamos que fue de Mario Kempes.

¿Quién era? Fue un futbolista argentino que se desempeñaba como delantero. Jugó en el Valencia CF, equipo donde es una institución. Además, lideró a la Selección Argentina que ganó la Copa de Mundo de 1978, siendo el máximo goleador y mejor jugador del torneo. También ese mismo año fue premiado con el Once de Oro al mejor jugador de Europa. Kempes es considerado como uno de los grandes jugadores argentinos de la historia, llegando a ser elegido por la IFFHS como el 6º mejor jugador argentino del siglo XX.

¿Dónde empezó? Comenzó a jugar al fútbol en las inferiores de Talleres de Bell Ville. De allí pasó a Instituto de Córdoba donde, con su llegada, el equipo volvió a ser campeón de la Liga Cordobesa después de seis años. Kempes integró una de las mejores delanteras de la historia del fútbol junto a José Luis Saldaño, Osvaldo Ardiles, Alberto Beltrán y José Luis Ceballos.

¿Cómo se le conocía? El Matador, Guaso, Panzón, El Famoso Cordobés o La Pierna Izquierda de Dios fueron algunos de sus apodos.

¿Por qué se le recuerda? El futbolista argentino llegó a Valencia con tan solo 22 años. Tenía una gran facilidad para el gol, obteniendo el trofeo Pichichi en dos ocasiones, con 24 y 28 goles en las ligas 76-77 y 77-78. Se proclamó con el Valencia campeón de la Copa del Rey de 1979 y un año después logró la Recopa y la Supercopa de Europa… En el club che logró un envidiable palmarés y llegó a convertirse en el más grande ídolo de su historia.

¿Cuándo se retiró? Tras abandonar el Valencia comenzó un peregrinaje por equipos centroeuropeos de escaso nivel como el First Vienna FC, el Sankt Polten y el Krems. En 1995, fichó por Arturo Fernández Vial, equipo de la Segunda División del fútbol chileno. Marcó 5 goles en sólo 11 partidos siendo la figura del club a pesar de su edad, y se dio el gusto de frustrar las aspiraciones de ascenso del Rangers de Talca, tras ganarle 2-1 en la última jornada, marcando los dos goles de su equipo. Tenía 41 años.

¿Qué fue de él? Después de retirarse se dedicó un tiempo a entrenar equipos. En general, tuvo períodos breves al frente de clubes de diversos países. En 2008 fue nombrado embajador itinerante de Rosario Central por el entonces presidente de la institución Horacio Usandizaga. Este cargo le habilitaba para realizar gestiones en nombre del club, pero decidió dejarlo al año siguiente para evitar ser una carga económica para una entidad que pasaba por una difícil situación financiera. Recientemente fue destituido como embajador internacional del Valencia CF, cargo que ostentaba desde 2013, por sus críticas a la dirección deportiva. En la actualidad, trabaja como comentarista de partidos de fútbol para la cadena estadounidense ESPN en su versión para Latinoamérica.

¿Sabías que? Mientras asistía a la escuela, Mario trabajaba en una carpintería. El dueño de la misma tenía contactos dentro del club Instituto de Córdoba, por lo que le consiguió una prueba allí. Fue pitado en Mestalla el día de su debut, el día de su marcha a River y el día de su regreso de River. Entre las condiciones que se pusieron al Valencia para su gira japonesa de la temporada 1979-80 estaba la de que Kempes no se cortara la melena. Cuando entrenó en Albania, tuvo que escapar del país debido al clima prebélico que se creó por una grave crisis económica. Nunca fue expulsado en sus 24 años de carrera. Afirma que el defensa más duro con el que se enfrentó fue José Antonio Camacho. Su ídolo fue Pelé.

Patrocinado
Compartir
Artículo anteriorPericos nuevos en Tarragona
Artículo siguiente‘Despacito’ hasta La Coruña
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.