Domingo de dolor en Sevilla

El Real Valladolid y los aficionados pucelanos desplazados a la capital andaluza sufrieron un duro correctivo por el buen hacer del Sevilla Atlético. Paco Herrera pidió perdón por la actitud del equipo.

Los representantes de la Federación del Peñas del Real Valladolid son recibidos por sus homóloga del Sevilla. FPS
Los representantes de la Federación del Peñas del Real Valladolid son recibidos por sus homólogos del Sevilla. FPS

El Real Valladolid sufrió este Domingo de Resurrección una de las derrotas más duras de su historia al perder por 6-2 en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante el filial Sevilla Atlético en un partido que se decidió en los primeros 45 minutos. Una jornada que estuvo marcada por el hermanamiento entre ambas federaciones de peñas, la polémica con los familiares de Juan Villar y la rueda de prensa de un apesadumbrado Paco Herrera.

Casi un centenar de aficionados blanquivioletas se desplazaron con la Federación de Peñas pucelana hasta la capital hispalense y capearon el bochorno sevillano en la sede de la Federación de Peñas Sevillistas, donde fueron recibidos de buena gana por sus correlativos. Olía a tarde de buen fútbol entre dos equipos igualados en la tabla de clasificación.Una vez iniciado el partido pronto se escuchó eso de “colorín, colorado, esto se ha acabado”. Los andaluces sometieron a los pucelanos a un duro correctivo en la primera mitad y la desilusión se apoderó de sus incondicionales.

Pequeña polémica

La anécdota negativa la protagonizaron los familiares de Juan villar, extremo onubense del Real Valladolid, que increparon a los hinchas vallisoletanos. Una rifirrafe que culminó con la ejemplar actitud de Carlos Suárez, que abandonó el palco unos minutos antes de la conclusión para bajar a la zona de la afición blanquivioleta, a la que se acercó llorando para pedir perdón por la lamentable imagen del equipo. A él se sumó el propio futbolista, que en su perfil oficial de Twitter no dudo en disculparse: “Pido disculpas en nombre mío y de mi familia, por lo que haya podido pasar, son momentos difíciles para todos”.

Herrera abatido

Por su parte, Paco Herrera dio la cara tras la dolorosa goleada encajada. El preparador catalán dio una rueda de prensa dura, posiblemente de las más difíciles de toda su carrera deportiva, en la que evitó hablar de los play-off y se remitió casi en exclusiva a su afición: “Creo que lo único que toca es tener todos un poquito de vergüenza y pedir disculpas a nuestra afición”, se disculpó el técnico blanquivioleta.



Enlaces relacionados

Patrocinado