Laureles de Barbate en Cádiz

Cádiz C. F.

Dos jugadores del Cádiz tratan de arrebatar el balón a un jugador del Mallorca.
Varios jugadores del Cádiz C. F. disputan un balón en el Iberostar Estadio de Mallorca. Cádiz C. F.

La calidad es una fragancia dulce, un aroma demoledor que sobre el campo embriaga la ilusión de los espectadores y cautiva corazones por igual. Asistir en primera persona a esos destellos celestiales que a veces se ven en los estadios imprime una sensación inconfundible en el ánimo de los aficionados que dice algo así como “yo estaba allí”. La peña cadista Sección Barbate quiere que, además del recuerdo, los protagonistas de esos momentos tan especiales, encarnados muchas veces en goles magistrales, se lleven a casa el reconocimiento de todos sus socios. Los mejores goles del Cádiz C. F. en 2016. 

Con este afán, Sección Barbate ha creado tres categorías de premios con los que distinguir la labor individual de los jugadores que más hayan destacado durante la campaña. Los galardones, como no podía ser de otra manera, tienen su puntito de tradición marinera en el nombre.

Trofeo Mojama. Se otorgará al autor del mejor gol del Cádiz C. F. obtenido durante la primera vuelta del campeonato.

Trofeo Tarantelo. Para el futbolista del Submarino Amarillo que marque el mejor gol de la segunda vuelta de la liga.

Trofeo Imagen Cadista. Este premio irá a parar al espíritu, al alma del equipo, al jugador que mejor represente los colores del club y que sea imagen viva de los valores del equipo.

Esta iniciativa supone uno de los hitos más importantes para la peña en este año, para el cual también prepara, en colaboración con el Barbate C. F., el IV Memorial Diego Fernández, antiguo fundador de Sección Barbate fallecido en 2013.

Compartir
Artículo anteriorHomenaje a Florentino Pérez
Artículo siguienteUnidos hacia delante
Avatar
Fogueado durante siete años en el frío campo de batalla de la prensa económica, escribir de fútbol es como volver a los orígenes, a mis días de estudiante en los que cubría la información deportiva para la televisión de Valladolid, mi segunda ciudad. O primera, según se mire. Porque aunque nací en Madrid, fui forastero en la capital durante muchos años. Apasionado del fútbol, sigo siendo de los que se quedan con la boca abierta, literal, contemplando las maravillas de este deporte.