Una vida dedicada al Oviedo

Real Oviedo

Los hermanos Pepe y Miguel, delegados de la cantera del Real Oviedo, llevan toda una vida dedicada al Club de sus amores. Miguel inició su carrera en el equipo en 1987 y actualmente se encuentra de delegado ambulante, por su parte, Pepe lleva 28 años y se encuentra de delegado en la división de honor.

Entre sus funciones en categorías inferiores, se encargan de solventar las necesidades de los jugadores de la mejor forma posible, de la tramitación de fichas, de la atención de los árbitros, de fomentar el respeto y buen trato entre los integrantes del equipo y los árbitros, de la organización de viajes y un largo etcétera.

La presencia de los hermanos Partida en los entrenamientos les lleva a tener una buena relación con los jugadores a los que tratan de transmitir los sabios consejos que han adquirido en su largo periodo entregado al Real Oviedo.

En esta entrevista nos cuentan la evolución que ha sufrido la cantera a lo largo de todos estos años y cómo valoran las “comodidades” de las que disfrutan hoy en día los jugadores como son las instalaciones, el material, la equipación y los entrenamientos.

Compartir
Artículo anteriorUn pez con muchas novias
Artículo siguienteSamaras aterriza en Zaragoza
Avatar
Redactora y editora del Diario de Aficiones Unidas también me podéis encontrar detrás de nuestras redes sociales. Soy graduada en Marketing, tengo una amplia experiencia en comunicación digital y me apasiona el fútbol y todo lo que rodea el mundo de los aficionados a este deporte.