La clase continúa con Theo

Los Zidane están tocados por una varita. Con mayor o menor clase, cada uno de los hijos del actual entrenador del Real Madrid destaca en las categorías inferiores del conjunto blanco. Tras Enzo y Luca, el tercero en discordia y que hasta ahora había pasado algo más desapercibido es su hijo Theo, de 14 años, un jovenzuelo que lleva demostrando su fútbol desde que aterrizó en La Fábrica allá por el verano de 2010 para ingresar en el Benjamín B.

Theo se define como “un jugador que se preocupa por el colectivo”. Y no le falta razón. Su juego asociativo facilita mucho el fútbol de sus compañeros, algo que se pudo observar en el partido que los merengues disputaron frente al Atlético de Pinto, al que vencieron por 3-1, mostrando en una jugada un impresionante regate para posteriormente firmar una gran pared y una asistencia de gol precisa a Pablo Suárez. Una maravilla, aunque el mejor y más emotivo detalle se observa en su forma de correr, un estilo reconocible con el que a cualquier aficionado al fútbol se le viene a la cabeza la imagen de un crack como Zidane.

Compartir
Artículo anteriorNoche histórica en Vitoria
Artículo siguienteUn museo para la eternidad
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.