Granada integra vidas

Granada CF

Los dueños del fútbol son los niños. De ellos es el fútbol. Los más jóvenes se apropian un escudo, una realidad y una pasión. Son el valor añadido que todo club necesita, los últimos románticos de un deporte en proceso de desarraigo. Pequeños ídolos que en las entrañas del Granada quieren cuidar con una nueva piedra que añadir a su proyecto. Con ese concepto nace la Fundación GCF 1931, una institución para mejorar la de vida de los nazaríes.

La intención que tiene el club no es otra que “devolver a la ciudad lo que la ciudad le da al Granada”, según palabras Sergi Vieta, director general del conjunto rojiblanco. Una máxima que quieren cumplir inculcando hábitos de buena conducta en niños con riesgo de exclusión social, una obligación social que utilizará el deporte en la localidad para educar valores. Dicho en otras palabras, “el Granada CF quiere estar donde este la ciudad de Granada, quiere ser granadista al 100%”, resume García de la Serrana, responsable de RSC de los andaluces.

Compartir
Artículo anteriorUn encuentro muy solidario
Artículo siguienteGroguet, díselo con globos
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.