La Rosaleda se tiñe de negro

Málaga CF

La Rosaleda se vistió de negro y clamó como nunca (o casi) contra los árbitros. La historia trae cola y se inicia en Villarreal, donde los del Gato Romero se vieron perjudicados por las acciones del colegiado vasco Vicandi Garrido, a la postre sospechoso para los aficionados boquerones tras revivir en sus carnes una historia que ya tuvo lugar dos años antes contra el Real Madrid. En Castellón los andaluces perdieron dos puntos y su Federación de Peñas dijo basta emitiendo un comunicado en el que pedían “el mismo respeto que el resto de clubes”. Una actitud a la que se sumó un nuevo aliado: La Bombonera.

Sí, La Bombonera, pero no el estadio bonaerense, no, sino una original revista que trata con humor la actualidad del conjunto malagueño. La única que no habla del Real Madrid y del Barcelona, según dicen. Publicación que en el duelo contra Las Palmas metió a la afición en el encuentro desde el minuto uno con su propuesta reivindicativa. Esto fue una cartulina negra con frase incluida a modo de hashtag –#QueNoSeRíanDelMálaga-, una respetuosa queja que se acompañó de una divertida viñeta en la que daban unas precisas instrucciones de como participar en la protesta pacífica contra los arbitrajes en Málaga. Todo un éxito.

Compartir
Artículo anteriorPaella gaditana
Artículo siguienteAlmería, minutos de reacción
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.