Una fiesta que hunde al Rayo

El encuentro en el Carranza, marcado por los sucesos previos de hermanamiento entre las aficiones de Cádiz CF y del Rayo Vallecano, finalizó con un resultado que hunde a los pupilos de Míchel.

Ya lo avisamos hace escasos días: como en Cádiz en ningún sitio. Los prolegómenos del encuentro entre el submarino amarillo y los vallecanos estuvieron marcados por la buena sintonía que caracteriza la relación entre ambas aficiones. Para ello, tanto la Federación de Peñas Cadistas como el club colaboraron para que la jornada fuera un éxito, como sucedió en el encuentro de la primera vuelta en Madrid.

Una gran fiesta del fútbol que colgó el cartel de ‘no hay billetes’ tras agotarse, en menos de dos horas, las entradas disponibles para los rayistas en la zona visitante. Tras ello, excursión madrileña a la tacita de plata y parada en el Rincón de Gadeiras (Hermanos Laulhé, 16), sede de la Peña Cadista Komatilikos y lugar de encuentro en el que tuvo lugar el primer hermanamiento del que fue un largo fin de semana. Al día siguiente más y mejor. Nuevo hermanamiento entre aficiones, con presencia de la Federación de Peñas del Rayo incluída, y el Carnaval chiquito, un valor añadido a la fiesta.

Una vez iniciado el encuentro la fiesta del Carranza la disfrutó el Cádiz. El duelo finalizó con resultado de 1-0, gracias a un gol de Álvaro García, que pone a los pupilos de Míchel en descenso e igualados a puntos con el último: el Mirandés. Una complicada situación para los madrileños como destacó en la zona mixta Antonio Amaya: “Hay que ganar al Oviedo porque nos hundimos cada vez más”.

El dolor de la Pedroche

La derrota también afectó a la reconocida rayista Cristina Pedroche, que en su cuenta personal de Twitter lanzó el siguiente mensaje tras el partido: “Aunque el Cádiz me cae muy bien me duele perder. Enhorabuena a los gaditanos y nosotros, pues nada, a seguir luchando”.