Sandro, un canario en Málaga

El delantero canario Sandro Ramírez, máximo realizador del conjunto blanquiazul, visitó los enclaves más conocidos del centro de la capital junto a un aficionado del Málaga CF en el día del malaguista.

De aquella Málaga abandonada a su suerte durante los años 80 queda poco o nada. La población saludó el nuevo siglo experimentando un fuerte crecimiento económico y una oferta cultural sustentada, entre otros muchos pilares, con la creación del Museo Picasso, el Thyssen, el CAC, la ampliación del puerto y la llegada del AVE. Casi nada.

Una evolución espectacular que ha dado como resultado una ciudad con numerosos lugares interesantes para visitar y repleta de suculentas propuestas gastronómicas. Características que Sandro Ramírez, delantero del conjunto andaluz, conoce muy bien. Al canario, como todo hijo de vecino, le gusta pasear por su ciudad pero hasta ahora no había disfrutado de una visita guiada por el centro.

Día del malaguista

Por ello, con motivo del #DíaDelMalaguista, celebrado tras el agridulce debut de Míchel en La Rosaleda, el delantero ha disfrutado de un paseo acompañado de un abonado de la entidad, que le mostró más a fondo la historia de la ciudad en la que vive. Un agradable itinerario en el que contemplaron la belleza del Castillo de Gibralfaro y el casco histórico, en el que visitaron el Teatro Romano, La Catedral y calle Larios, puntos clave de la localidad.

Compartir
Artículo anteriorLa Rosaleda suena muy bien
Artículo siguienteUn aliado para el Real Jaén II
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.