Barça: desarrollo a paso firme

El FC Barcelona es uno de los clubes con más seguidores y con mayor actividad peñística del mundo. Un éxito social que ha posicionado el movimento peñístico como una pieza clave del barcelonismo.

El Camp Nou es el centro neurálgico del movimiento peñístico del Barça, un club con una gran masa social. John Barber
El Camp Nou es el centro neurálgico del movimiento peñístico del Barça, un club con una gran masa social. John Barber

El Barcelona es uno de los clubes con mayor actividad peñística del mundo. En 1977, el número de agrupaciones de la entidad rondaba las 150, cifra que sufrió un crecimiento exponencial durante los años 80 y que llegó a superar el millar a finales de la década de los 90. Unas cifras que hoy en día hablan por sí solas: Más de 150.000 peñistas, casi 1.300 peñas, 5 continentes. El movimento peñístico se ha posicionado como una pieza clave del barcelonismo.

Un movimiento que da un paso más con el plan de desarrollo de federaciones, un programa impulsado por la Confederación Mundial de Peñas y aprobado en el Congreso Mundial que dotará de estructura y recursos a las entidades territoriales. Repasamos las 5 claves que impulsan la revolución peñística.

1. Una mejor atención. Se agilizarán trámites y peticiones de los peñistas con un servicio personalizado y exclusivo. La primera piedra se colocó recientemente con la inauguración del nuevo portal de trámites para peñas, una plataforma optimizada que permite a los asociados hacer sus gestiones de forma telemática.

2. Gestiones simplificadas. Las federaciones territoriales son la correa de transmisión entre el club, la Confederación y las peñas. Por ello, con el proyecto ‘Peñas Siglo XXI’, las organizaciones territoriales serán interlocutores directos con el club y facilitarán la toma de decisiones y la relación directa entre el peñista y la directiva azulgrana.

3. El barcelonismo en el territorio. El movimiento peñístico es una institución que alberga un sentimiento y las federaciones son la voz del club en el territorio, su oficina delegada. El objetivo pasa por incrementar la presencia del barcelonismo en el territorio organizando acciones que impacten y potencien la reputación externa de las peñas.

4. Mejores Federaciones, más peñistas. El empoderamiento de las federaciones facilita su crecimiento orgánico, siempre en bien del peñista, gracias a unos servicios optimizados y eficientes que conviertan el movimiento de peñas azulgranas en el más grande y profesionalizado del mundo. La modernización de las estructuras y la atracción de nuevos colectivos harán crecer el movimiento peñístico y, a la vez, los recursos destinados a cada peña.

5. Un movimiento atractivo para el público joven. Para asegurar la continuidad del movimiento, la Confederación Mundial de Peñas, a través de las federaciones y las peñas, organizará actividades para atraer un público más joven, verdadero protagonista del siglo XXI. Las nuevas tecnologías, canales y narrativas serán la clave para llegar a los más jóvenes.

Compartir
Artículo anteriorLa III Convención al Carranza
Artículo siguiente“Que la mareona no cambie”
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.