Calderón, 50 años de pasión

El Vicente Calderón echa el cierre a final de temporada y son múltiples los homenajes que está recibiendo antes de que el Atlético de Madrid se mude al nuevo y flamante Wanda Metropolitano.

Se acerca el día en el que el Vicente Calderón cierre sus puertas definitivamente. El Atlético de Madrid dejará la que ha sido su casa durante los últimos 50 años al final de la presente temporada y se trasladará al Wanda Metropolitano. Una mudanza que tumbará los recuerdos del feudo colchonero pero que la exposición “Del Manzanares al Calderón. 50 años de pasión” ha inmortalizado con una serie de fotografías que repasan la historia del coliseo rojiblanco en el último medio siglo.

La muestra, organizada por la Peña Los 50, realiza un recorrido a través de 190 fotografías e imágenes que permitirán al visitante adentrarse en los detalles del traslado del club desde el Metropolitano al estadio del Manzanares, conocer el proyecto inicial de los arquitectos Javier Barroso y Miguel Ángel García-Lomas, examinar el presupuesto original de las obras de construcción del estadio del Manzanares o el cambio de nombre del estadio.

La exposición, inaugurada el 22 de marzo, estará abierta al púbico de forma gratuita desde el 23 de marzo al 8 de abril, de lunes a sábado de 10.00 a 14.00 h y de 17.00 a 20.00 horas, en la sala de exposiciones del Centro Cultural Casa del Reloj (Paseo de la Chopera, 6).

Sobre los 50

La Asociación rojiblanca Los 50 está formada por 50 aficionados rojiblancos y cuenta entre sus miembros con destacadas personalidades del mundo de la literatura, la comunicación, el periodismo y el cine. Su objetivo es preservar y difundir el patrimonio histórico y cultural del Atlético de Madrid y su afición, reivindicando la verdadera historia del Atleti y recuperando del olvido muchas de sus históricas leyendas.

Los 50 también colaboran en actividades de carácter cultural, humanitario y solidario independientes del deporte pero relacionadas de alguna manera con el Atlético de Madrid, y su mayor patrimonio, la afición colchonera.

Compartir
Artículo anterior¿Qué fue de Raúl González?
Artículo siguiente¡Qué gozada de sufrimiento!
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.