Immortal Girona cumple años

La peña más antigua del Girona FC inició los actos de celebración por sus 25 años de vida. El evento contó con la presencia de un centenar de personas que reconocieron la trayectoria de los albirrojos.

Miembros de la peña más antigua del Girona FC durante el acto de celebración por sus 25 años de vida. @ImmortalGirona
Miembros de la peña más antigua del Girona FC durante el acto de celebración por sus 25 años de vida. @ImmortalGirona

Girona está de fiesta, concretamente la Penya Immortal, que ha dado el pistoletazo de salida para conmemorar su XXV Aniversario. El acto de celebración, que tuvo lugar en el Centro Cívico del barrio de Sant Narcís, contó con la presencia de un centenar de personas, entre las que destacaron los representantes del Ayuntamiento, del Girona FC, de todas las peñas gironistas y de las peñas del RCD Espanyol de Girona y Bética de Olot.

El primer acontecimiento del programa del 25º Aniversario fue la exposición de obras pictóricas del artista olotense Antoni Carrera, Karris, inaugurada en la misma velada y que lleva por título Colours of the World. Karris, gran amigo de la peña, también es autor del logo del aniversario y de la mascota Felixín, emblemas presentados en sociedad durante dicho evento.

Reconocimiento

Las peñas asistentes reconocieron la trayectoria de la asociación blanquivermell con placas conmemorativas por su cuarto de siglo de vida, viviéndose bonitos momentos de unión en el escenario del teatro de este centro municipal. El acto se completó con una exhibición de baile a cargo de la coreógrafa gerundense Betty Alcalde y sus alumnos, así como con un aperitivo y un brindis para todos los presentes.

Compartir
Artículo anteriorEibar inaugura su Federación
Artículo siguienteAlcorcón, una familia unida I
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.