Homenaje a Chema Corbella

La peña del FC Barcelona Coma-ruga'95 reúne a unas 250 personas en un acto de reconocimiento al que fuera histórico y popular encargado de material del FC Barcelona durante más de 30 años.

Pau Vilanova, Rojo, Unzué, Archibald, Chema Corbella, Alfonseda, Sadurní y Josep Maldonado posan durante el acto. FCB
Pau Vilanova, Rojo, Unzué, Archibald, Chema Corbella, Alfonseda, Sadurní y Josep Maldonado posan durante el acto. FCB

Para los no seguidores del Barça, el nombre de Chema Corbella les sonara a chino, pero para los más acérrimos les será muy familiar. El conocido como Presidente de los Jugadores fue el encargado del material del primer equipo entre 1982 y 2014, hasta la llegada de Luis Enrique. Aquel fue año de su despedida, un adiós que el empleado culé achacó a una “decisión de club” según palabras de Zubizarreta en un emotiva carta en la que se despedía de la familia blaugrana. En total, 32 años al servicio de una entidad que lo es todo para él y que el pasado 24 de marzo le homenajeo gracias a la Penya Barcelonista Coma-ruga’95 que preside Josep Maldonado, patrón de la Fundación del FC Barcelona.

El acto fue un gran encuentro de amigos del exutillero blaugrana, que reunió 250 personas vinculadas al movimiento peñístico y al Barça, entre las que se encontraban el responsable de las peñas barcelonistas, Pau Vilanova, el segundo entrenador del primer equipo, Juan Carlos Unzué, los exjugadores Salvador Sadurní, Steve Archibald, Juan Carlos Pérez Rojo y Ramon Alfonseda, presidente de la Agrupación Barça Jugadores (ABJ), los padres de los jugadores Xavi y Bartra, el histórico fisioterapeuta Jaume Langa, el popular Avi del Barça, Joan Casals, o los presidentes de diferentes federaciones de peñas barcelonistas, entre otros amigos que no quisieron perderse este reconocimiento al apreciado Chema Corbella.

Agradecimientos

Durante su intervención, Pau Vilanova destacó que “el equipo del FC Barcelona lo forman los jugadores y los técnicos, pero también aquellas personas que están pendientes de sus necesidades, como el equipo médico, los cuidadores o los encargados de material. Este reconocimiento a Chema Corbella es del todo merecido y nos permite poder agradecerle el trabajo que siempre ha hecho para cuidar, muy bien cuidados, a nuestros jugadores “.

Por su parte, Chema Corbella agradeció la organización del acto y la presencia de todos los asistentes con un afectuoso discurso. “El FC Barcelona es inmenso -manifestó Corbella-, pero el vestuario es pequeño y uno de mis objetivos ha sido que dentro de las cuatro paredes del vestuario, el jugador se encontrara a gusto, como en su casa. En el vestuario es primordial mantener la calma y yo siempre he intentado comportarme como un amigo y un compañero más de todos los jugadores”.