G19: Premio de Colaboración

La donación de una tonelada de alimentos no perecederos por parte de la federación de peñas del Granada CF la han hecho merecedora del Premio de Colaboración 2016 que entrega la AGCS.

Premio recibido por la Asociación G19 Peñas Granada CF gracias a su solidaridad en la ayuda con los más necesitados. G19
Premio recibido por la Asociación G19 Peñas Granada CF gracias a su solidaridad en la ayuda con los más necesitados. G19

La familia de Aficiones Unidas es solidaria por naturaleza. Sus federaciones ejemplifican un auténtico hilo conductor de amistad, concordia y solidaridad. Una idiosincracia que le ha servido a la Asociación G19 Peñas Granada CF para ser merecedora del Premio de Colaboración 2016, en agradecimiento a la ayuda recibida para llevar a cabo las campañas en las que Asociación de Guardias Civiles Solidarios trabajan en beneficio de los más necesitados.

La AGCS es una organización que presta ayuda en el territorio nacional y en países extranjeros. Recaudan todo tipo de alimentos no perecederos, ropa y material médico que luego se distribuyen por los más de doscientos voluntarios altruistas que la forman. Desde su fundación, han organizado y gestionado más de 25 campañas de ayuda humanitaria, donando casi 320.000 kilos de alimentos, ropa, juguetes y medicinas.

Solidaridad granadina

Al conocer su labor, la G19 decidió aportar su granito de arena realizando anualmente un ‘Sendero Rojiblanco’, una ruta a pie por las montañas de Zagra que culmina con una jornada festiva en la piscina pública de la localidad y en la que para participar es necesario aportar un mínimo de tres kilos de comida no perecedera por persona. En la primera edición, en el verano de 2015, se consiguió recoger más de 700 kilos, pero durante la segunda edición, en agosto de 2016, se recaudó más de una tonelada.

Por todo ello, la Asociación G19 Peñas del Granada CF recibió el denominado premio de manos de la AGCS en un sencillo acto que resalta un gran gesto: dar reconocimiento a aquellos que los ayudan a seguir avanzando.

Compartir
Artículo anteriorConexión Erreala: Argentina
Artículo siguienteConoce el cartel del Congreso
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.