Crowdfunding para Ciberche

La Peña Ciberche necesita ayuda para continuar con su proyecto sin ánimo de lucro de crear una base de datos del Valencia CF. Un objetivo que se encuentra ante una traba económica de 7.000 euros

La microfinanciación es la única alternativa para mantener la página online de la Peña Valencianista Ciberche. Flickr
La microfinanciación es la única alternativa para mantener la página online de la Peña Valencianista Ciberche. Flickr

Desde su nacimiento en 1998, la Peña Valencianista Ciberche puso en marcha un proyecto sin ánimo de lucro para crear una base de datos a modo de Wikipedia con información histórica del Valencia CF, incluyendo a todos los jugadores que vistieron su camiseta, partidos disputados, alineaciones y un largo etcétera de estadísticas. Un trabajo de desarrollo realizado de forma desinteresada, sin publicidad o ingresos por accesos, y sin cobrar por ningún tipo de servicio prestado. Solo había una premisa: mantener viva la historia y el recuerdo del conjunto che y de todos los jugadores que por él han pasado.

Un objetivo que puede llegar a su fin, sobre todo después de que el pasado mes de enero estos aficionados recibieran una reclamación por parte de los descendientes del fotógrafo valenciano Luis Vidal por la publicación de varias fotografías realizadas entre los años 1919 y 1930 y de la que según explican “desconocíamos la existencia de derechos sobre las mismas”.

Necesidad económica

Pese a la retirada inmediata de todos los contenidos y las gestiones realizadas, tras realizar una consulta legal, y en vistas de evitar una demanda judicial de incierto resultado, ambas partes llegaron a un acuerdo extrajudicial por importe de 7.000 euros. Una eleva cantidad para una agrupación que no dispone de recursos propios.

Por todo ello, para poder continuar con la difusión del valencianismo a través de su web, solicitan el apoyo de todo aquel interesado a través de un crowdfunding que se encuentra plena contrarreloj. Hasta la fecha de ayer, la agrupación había recibido 102 donativos que suman 2.000 euros, más del 20% del total requerido.

Compartir
Artículo anterior‘Despacito’ hasta La Coruña
Artículo siguienteGranada educa su fútbol base
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.