Camaradería canaria en Bilbao

La afición de la UD Las Palmas se hizo notar en el Estadio de San Mamés a pesar de la derrota. Los hinchas canarios fueron protagonistas en la grada gracias a su ambiente deportividad y juego limpio.

El partido entre el Athletic y Las Palmas evidenció algo muy claro: los leones fueron un vendaval y los canarios se vieron superados en todas las facetas. Al final 5-1, un resultado  que aguaría la fiesta de cualquier aficionado, pero no la de los insulares ya que, si por algo se caracterizó el duelo, fue por el ambiente de deportividad y camaradería que se vivió en las gradas de la catedral.

Jornada de hermanamiento

La jornada comenzó con el hermanamiento entre aficiones gracias al encuentro entre peñas de ambos equipos por la ciudad de Bilbao. Una complicidad que se trasladó al estadio una vez iniciado el partido con cánticos cruzados repletos de cariño y afecto entre ambos clubes. La hinchada canaria animó a los suyos hasta el final, momento en el que compartieron ánimos con sus correlativos del Athletic. Un buen ambiente que dejó para el recuerdo la imagen de los insulares cantar eso de “Athletic, Athletic” y la de los bilbaínos hacer lo propio con el famoso “Pío, pío”. Así da gusto ver fútbol.


Enlaces relacionados

Compartir
Artículo anteriorAlbacete viaja a Socuéllamos
Artículo siguientePequeño adiós en el Calderón
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.