Getafe, la fiesta de las peñas

El Getafe CF y sus aficionados vivieron una jornada por todo lo alto en el encuentro frente al Nàstic de Tarragona gracias al Día de las Peñas. El duelo estuvo marcado por la hermandad entre aficiones.

Aficionados del conjunto azulón disfrutan del ambiente festivo en la previa del duelo ante el Nàstic de Tarragona. FPG
Aficionados del conjunto azulón disfrutan del ambiente festivo en la previa del duelo ante el Nàstic de Tarragona. FPG

El Día de las Peñas en Getafe llevó a unos 12.000 aficionados a sentarse en las gradas del Coliseum para disfrutar del duelo frente al Nàstic. La previa al duelo estuvo marcada por una paellada, la buena sintonía entre ambas hinchadas y el recibimiento que los aficionados azulones le dieron al autobús del conjunto madrileño.

Paellada conmemorativa

Peñistas sirven los suculentos platos de la paellada conmemorativa de el Día de las Peñas. FPG
Algunos peñistas sirven los suculentos platos de la paellada conmemorativa que tuvo lugar el Día de las Peñas. FPG

Entre los actos organizados destacaba una paellada conmemorativa que hizo las delicias de los peñistas. Los presentes no dudaron en hacer cola para disfrutar del suculento tentempié y llenar sus estómagos antes de la hora de inicio del partido. Además del ágape, las atracciones hinchables instaladas hicieron que mayores, y no tan mayores, lo pasaran en grande.

Aficiones hermanadas

Miembros de ambas agrupaciones peñísticas durante el hermanamiento entre aficiones en la sede madrileña. FPG
Miembros de ambas agrupaciones peñísticas durante el hermanamiento entre aficiones en la sede madrileña. FPG

Por su parte, la Federación de Peñas del Getafe CF actuó como una espléndida anfitriona y recibió a los tarraconenses desplazados junto a la Federación de Peñas del Gimnástic de Tarragona en su flamante y nueva sede social. Buenos deseos y hermanamiento entre dos aficiones que vieron como sus jugadores empataban sobre el terreno de juego.

Recibimiento equipo

Por último, se convocó una concentración para recibir a los jugadores a su llegada al estadio. De esta manera, sobre las 16.15 horas la marea azulona se hizo notable en los aledaños al Coliseum a la espera de la llegada de los hombres de Bordalás. Un recibimiento con el que trataron de motivar a los suyos con banderas al viento a grito de “Vamos campeón”.



Enlaces relacionados