Un empujón para el Cartagena

El FC Cartagena se enfrenta al Recreativo en un partido transcendental para las aspiraciones de los albinegros. Club y aficionados se han puesto manos a la obra para que el estadio esté a reventar.

Los futbolistas del conjunto efesé se la juegan en el trascendental partido frente al Recreativo de Huelva. FC Cartagena
Los futbolistas del conjunto efesé se la juegan en el trascendental partido frente al Recreativo de Huelva. FC Cartagena

El Cartagena se la juega este domingo ante el Recreativo de Huelva. El conjunto efesé ha perdido dos de sus últimos tres partidos y el Mérida de Eloy Jiménez está al acecho. Las opciones de los emeritenses de clasificarse para los play-off no son muchas, pero mientras hay vida, hay esperanza. Por ello, dada la importancia del encuentro, el club albinegro y su aficionados se han puesto manos a la obra para que el Cartagonova esté a reventar.

Para ello, el club ha decidido poner las entradas a un precio muy asequible para todos los aficionados con la intención de llenar las gradas del estadio. Las localidades de la Promoción #YoCreo, a la venta desde este martes 9 de mayo, tienen dos categorías de precios: tribuna (5€) y resto del campo (3€).

La afición será clave

Por su parte, la Federación de Peñas ha hecho un llamamiento a la afición para que acuda a las 16.15 horas a recibir al equipo a la explanada del Cartagonova. El colectivo considera que “ahora es el momento en el que hay que estar más unidos que nunca y pensar en todo lo que puede estar por venir”.

Es por ello que convocan tanto a peñistas, abonados y seguidores en general a mostrar su apoyo y animar a los jugadores en el encuentro más vital y trascendental de la temporada. “Centrémonos en el presente, dejando atrás el pasado, lo que fue y pudo ser y hagamos que el partido empiece a jugarse antes de las 18.00, marquemos el primer gol y seamos el jugador número 12”.

La Federación concluye con un mensaje de apoyo incondicional: “Quizá las cosas no hayan transcurrido por el cauce esperado pero ya sólo se puede mirar hacia adelante. Cuando acabe todo, ya habrá tiempo de posibles reproches o culpas. A día de hoy, de nada sirve todo eso. Porque nadie dijo que fuera fácil, no nos podemos rendir cuando aún queda lo mejor. Confiemos en los que todo el año han hecho que estuviéramos ahí arriba. Démosles el último empujón”.



Enlaces relacionados

 

Compartir
Artículo anteriorUn emotivo final en Anoeta
Artículo siguienteJornada de peñistas en Ipurua
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.