Vía libre para viajar a Lorca

El Albacete Balompié se enfrentará al Lorca FC en la vuelta de los play-off de ascenso a Segunda el próximo 28 de mayo. Un desplazamiento que la Federación de Peñas manchega ya tiene bien atado.

Aficionados del Albacete animan a los suyos en las gradas del Carlos Belmonte durante un partido. @VdoNoticias
Aficionados del Albacete animan a los suyos en las gradas del Carlos Belmonte durante un partido. @VdoNoticias

El Albacete jugará en el Artés Carrasco el próximo día 28 de mayo el partido de vuelta de la eliminatoria por el ascenso a Segunda contra el Lorca. Un desplazamiento que mantenía en vilo a los aficionados del Queso Mecánico y que ya está a la venta para todos aquellos que se animar a estar junto a los manchegos en tierras murcianas. El primer encuentro tendrá lugar en el Carlos Belmonte, un duelo en el que los blancos esperan encarrilar el ansiado ascenso.

La Federación de Peñas informa que la venta del dezplazamiento comenzará este viernes 19 de mayo a las 19.00 horas. El precio será de 20 euros, con un descuento de 2 euros para los abonado del Albacete o la Fundación Albacete Femenino Nexus Energía. Además, la caravana de hinchas que saldrá el 27 de mayo a las 11.00 h contará como novedad con un autobús de animación total para todos los que quieran empezar a calentar el ambiente desde el primer kilómetro.

Único punto de venta

Para este viaje y como medida extraordinaria, el paquete saldrá a la venta en el Café-Bar Fiesta y Paz (Octavio Cuartero, 14), quedándose como único punto de venta para conseguir los billetes. Además, no se reservará ninguna plaza sin la documentación necesaria para la inscripción (DNI de la/s persona/s a inscribir junto con un teléfono de contacto) ni tampoco se devolverá el importe una vez comprado el billete.



Enlaces relacionados

 

Patrocinado
Compartir
Artículo anteriorHermanamiento en Miranda
Artículo siguiente¿Cómo suena el Villamarín?
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.