Huesca: mensaje a la afición

Los futbolista de la SD Huesca le han pedido un último empujón a su afición para lograr el objetivo de clasificarse para las eliminatorias de ascenso a Primera en los tres últimos partidos de LaLiga 123.

La plantilla del Huesca aboga por la unión para lograr el objetivo de clasificarse para los play-off de ascenso de cara a los tres últimos partidos de LaLiga 123. Bajo esta premisa, los jugadores del conjunto oscense han lanzado un mensaje a la afición para agradecer su gran apoyo a lo largo de la temporada y para pedirles que mantengan esa ilusión para los dos próximos partidos en El Alcoraz, claves a la hora de definir el puesto de los azulgranas en la clasificación.

Camacho fue el portavoz

El capitán, Juanjo Camacho, tomaba la palabra en representación del vestuario para hablar de la unión de jugadores, técnicos y club para afrontar los últimos partidos: “Queremos un estadio lleno que nos ayude a conseguir las victorias que nos permitan terminar entre los seis primeros”.

“Para nosotros es un reto muy importante”, continuaba Camacho, “estamos haciendo una temporada notable y, si al final no se consigue, esperamos que no quede empañada y no se considere un fracaso”.

Acto de agradecimiento

Con este simbólico acto, la plantilla ha querido mostrar su compromiso y pedir un último esfuerzo a la afición para que les apoye en los dos partidos que quedan en casa. También para el último duelo del campeonato, que se disputará en el Ciudad de Valencia, y para el que el club organizará viaje con la ilusión de poder celebrar todos juntos la presencia del equipo en las eliminatorias de ascenso.



Enlaces relacionados

Compartir
Artículo anteriorMás de 1000 peñas en la final
Artículo siguienteAlbacete, un viaje a Segunda
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.