Viaje gratuito con el Alcorcón

La AD Alcorcón necesita el apoyo de la afición de cara a las tres finales que afronta en el tramo final de liga. Por ello, las peñas y el club pondrán un autobús para que sus aficionados viajen a Murcia.

Imagen del cartel promocional con el que el conjunto alfarero anuncia las tres finales que aún deben disputar. AD Alcorcón
Imagen del cartel promocional con el que el conjunto alfarero anuncia las tres finales que aún deben disputar. AD Alcorcón

El fútbol en el municipio de Alcorcón ha pasado por momentos mejores que los vividos en la reciente temporada. No cabe duda. El equipo alfarero lleva toda la liga coqueteando con la Segunda B y, por momentos, parecía abocado a un insalvable descenso. Pero no, afición y plantilla nunca han dejado de creer y ahora los amarillos no dependen de nadie más que de ellos para continuar en la categoría de plata. Por delante quedan tres finales y como ha dicho el técnico Julio Velázquez, “debemos seguir con este nivel de compromiso y actitud”.

Viaje gratis

La Condomina será el escenario de una de esas tres batallas el día 4 de junio a las 20.00 horas. Un partido en el que los madrileños no estarán solos ya que el club, en colaboración con la Federación de Peñas, va a poner a disposición de sus abonados un autobús para los aficionados que quieran viajar para acompañar y animar al equipo alfarero frente al UCAM Murcia.

Tanto para reservar plaza de autobús, plaza de autobús + entrada, o solo entrada para el encuentro, los abonados tendrán que acudir al bar El Pisco (Alfredo Nobel, 4), en horario de (10.30 a 22:00 h). El plazo finaliza el próximo lunes 29 de mayo a las 10.00 h.



Enlaces relacionados

Compartir
Artículo anteriorHermanamiento en Son Moix
Artículo siguienteÚltimo partido en el Calderón
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.