¿Quién manda en las redes?

El Real Madrid es una marca potente, así lo muestran sus hinchas en las redes, que han convertido a los blancos en el equipo con más afición digital en todo el mundo, por delante del FC Barcelona.

Las redes se han convertido en un instrumento importante para valorar los seguidores de un club de fútbol. Pixabay
Las redes se han convertido en un instrumento importante para valorar los seguidores de un club de fútbol. Pixabay

El Real Madrid es el equipo con más afición digital en todo el mundo, según los resultados del ránking global Índice de Hinchadas, que publica la empresa norteamericana 2WaySports. Con 139 millones de seguidores, el conjunto español encabeza la clasificación escoltado por otro grande de nuestro fútbol, el Barça, que cuenta con 137,9 millones de hinchas en las redes.

El siguiente club español con más hinchada en la tabla es el Atlético de Madrid, ubicado en la posición 14 con 16,9 millones de seguidores, 13 millones más que el Valencia, que figura en la casilla 44.

Top 10

El Manchester United (87,8), el Chelsea (59,9) y el Bayern Múnich (48,9) ocupan el tercer, cuarto y quinto lugar de la tabla de posiciones, respectivamente. Tras ellos, Arsenal (47,6), Liverpool (35,5), PSG (35), Juventus (32,5) y Manchester City (29,3) cierran el Top 10 en este mismo orden. El Corinthians, ubicado en el puesto 11 con 14,7 millones de seguidores, es el equipo latinoamericano con más afición.

El índice mide en tiempo real los equipos de fútbol con base a su presencia digital, usando las estadísticas públicas de las redes. Calcula y prorratea los seguidores en Facebook, Twitter e Instagram.



Enlaces relacionados

Compartir
Artículo anteriorPucela, licencia para ascender
Artículo siguienteEl viaje más emotivo de Luis
Avatar
De joven jugaba al fútbol sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado. En la ciudad de Marbella crecía y vivía sin hacer mucho caso de la climatología. Sin comerlo ni beberlo llegue a Valladolid donde en periodista allí yo me convertí. Punto y aparte, me busqué las habichuelas en una lluviosa Londres y volví a Madrid para llegar a ser consultor, creativo y diseñador. Sobrevivo como soldado de fortuna en esta web.