“Aunque me encuentre en el trabajo no me pierdo un partido del Zaragoza”

Entrevistamos a Gastón Castro, un argentino aficionado del Real Zaragoza quien nos cuenta cómo nació su pasión por el Real Zaragoza, sus viajes a España para disfrutar del equipo y algunas anécdotas con jugadores como Diego Milito.

Gastón Castro en Buenos Aires con el hijo de un amigo al que ha inculcado su pasión por el Real Zaragoza

Que el fútbol mueve masas es algo que ya sabíamos. Para millones de aficionados es una pasión con la que disfrutan junto amigos y familiares, y una oportunidad para hacer nuevas amistades con gente movida por las mismas inquietudes. Lo que resulta menos común, es que un argentino que reside en Buenos Aires sea aficionado acérrimo del Real Zaragoza. Y está es una de las grandezas que nos ofrece el fútbol, poder sentir unos colores sin importar los kilómetros que te separen de un equipo. Gastón Castro es el protagonista de esta historia y hemos charlado con él para que nos cuente todos los detalles.

Diario de Aficiones Unidas: ¿Qué sucede para que un bonaerense se haga aficionado del Real Zaragoza?

Gastón Castro: Me encanta el fútbol desde chico, en 1999 terminé el secundario y en Argentina se vivía, y se sigue viviendo, un ambiente muy violento en el fútbol debido a los hinchas. Yo era aficionado del Racing Club (equipo argentino) y estaba harto de tanta violencia así que decidí apartarme del fútbol.

Estuve seis meses sin ver nada de fútbol, pero soy fanático de este deporte y comencé a seguir el fútbol español. Soy un gran amante de la música y me gustaban mucho los Héroes del silencio. Fue entonces cuando por su origen maño tomé como referencia al Real Zaragoza. Empecé a seguir al Club en una buena época para el conjunto, ganando varias Copas del Rey y desde entonces la pasión fue creciendo. Con el equipo en Segunda División el entusiasmo se incrementó todavía más.

“No me interesa un Real Madrid – FC Barcelona”

DAU: ¿Cómo has seguido a tu equipo desde Argentina?

GC: Cuando comencé a seguir al Real Zaragoza no era tan fácil, conseguía algún MARCA en pesetas y a través de la tele por cable podía seguir los partidos cuando el equipo se encontraba en Primera División. Actualmente con la evolución de internet es mucho más sencillo, no me pierdo un partido. Aunque me encuentre en el trabajo, mis jefes ya saben que no me pierdo el partido. Siempre que puedo sigo el resto de partidos de LaLiga 1|2|3, son los partidos que me interesan y no un Real Madrid – FC Barcelona.

DAU: ¿Desde cuándo llevas visitando España para ver al Real Zaragoza?

GC: Es el tercer año consecutivo que viajo a Zaragoza. Para mí supone un gran esfuerzo económico y ahorro durante todo el año para poder pasar unos días aquí disfrutando de mi pasión.

El primer año vine sin conocer a nadie, lo primero que hice fue ir a la Basílica del Pilar a rezar y después a La Romareda. Estar en el estadio, sentir y vivir en persona lo que hasta el momento solo veía por internet, fue una auténtica locura. En el estadio conocí a otros aficionados que, por mi acento, se sorprendieron al verme animar de esa manera al Zaragoza. Ya el año pasado conocí a José Vicente Casanova, presidente de la Federación de Peñas del Real Zaragoza, y he podido compartir con las peñas esta pasión por el Club.

DAU: ¿Qué diferencia hay entre los aficionados argentinos y españoles?

GC: Por ser argentino, estoy más acostumbrado a la locura que se vive por un equipo de fútbol. Allí soy seguidor del Racing Club, un equipo que ha estado 35 años sin ganar ningún título y los hinchas no han dejado de animar en ningún momento. Aquí la afición es más tranquila, la primera vez que vine traje 400 globos y me puse en la Romareda a repartirlos para animar el recibimiento del equipo, yo no entendía que una hora y media antes del partido no hubiera nadie allí.

Son diferentes costumbres, pero la afición del Real Zaragoza responde muy bien ante las iniciativas de las Peñas y la Federación.

DAU: ¿Alguien de tu familia o amigos comparte contigo esta pasión?

GC: Nadie, mucha gente ni siquiera conoce el Real Zaragoza, pero al hijo de un amigo le estoy inculcando la misma pasión y con solo 5 años ya es zaragocista y quiere venir a España conmigo a ver al equipo.

DAU: ¿Perteneces a alguna Peña Zaragocista?

GC: No, en Argentina no hay ninguna peña del Zaragoza pero me gustaría poder retomar un proyecto que se quedó parado de una peña que iba a fundarse allí. Todo lo que sea compartir y vivir esta pasión acompañado de más gente me encanta, me vuelve loco.

DAU: ¿Tienes un pequeño santuario en casa con los símbolos del Real Zaragoza?

GC: Lo tengo repartido por toda la casa, tengo una réplica de la Copa del Rey, equipaciones nuevas y antiguas, bufandas, etc. Cuando hay partido preparo el ambiente en casa con todos estos emblemas. Además, tengo un tatuaje de la familia aragonesa y las letras “RZ” haciendo honor al Club.

diariodeaficionesunidas tatuaje del real zaragoza de un aficionado argentino
Tatuaje de Gastón Castro

“Estoy eternamente agradecido a toda la gente que conocí aquí”

DAU: ¿Te sientes arropado por la Federación de Peñas Zaragocistas cuando viene a España?

GC: Conocí a Vicente (presidente de la FPRZ) el año pasado, le conocí un solo día y en este viaje me ha acogido en su casa. Solo tengo palabras de agradecimiento por tanta generosidad y hospitalidad. Estoy eternamente agradecido a Vicente y a toda la gente que conocí aquí.

DAU: Saliendo del mundo futbolístico, ¿qué es lo que más te gusta de tus visitas a España?

GC: Me encanta la música y, en concreto, la música española. Grupos como Love of Lesbian, Viva Suecia…Los discos de estos grupos son muy difíciles de encontrar en Argentina. Cuando vengo disfruto mucho yendo a las disquerías a escuchar música y comprar varios CD´s, vinilos, ediciones especiales… También he estado en el concierto de Amaral.

DAU: ¿Seguirás viniendo a ver a tu Real Zaragoza?

GC: Uno nunca sabe qué pasará en el futuro, pero me encantaría. Si en mayo el Real Zaragoza se clasifica para los playoffs, haré todo lo posible por venir. Aunque me queda poco tiempo para ahorrar, no puedo imaginar vivirlo desde Argentina.

Este año vine con la idea de seguir al Zaragoza en todos los playoffs y cuando perdimos el último partido y nos quedamos fuera me quedé destrozado, no sabía qué hacer, así que tengo esa espinita clavada.

DAU: Por último, ¿puedes contarnos alguna anécdota que hayas vivido en estos años como hincha del equipo maño?

GC: Fui a ver a Diego Milito a un hotel, antes de que se retirase del Racing, con la camiseta del Real Zaragoza que llevo siempre puesta, le levanté el puño, me besé el tatuaje y él me devolvió el guiño.

Otra anécdota fue cuando vi a Huesito Galletti – Luciano Galletti – y le besé la pierna con la que metió el gol que nos dio la Copa del Rey contra el Real Madrid. Tuvo que corregirme y decirme que el gol lo metió con la otra pierna (risas).

Patrocinado