La afición rojiblanca se despide de “Panadero” Díaz

A los 72 años, fallecía el pasado martes 16 de enero el exjugador del Atlético de Madrid tras complicaciones con una intervención en la aorta abdominal en Buenos Aires.

El Atlético de Madrid ha tenido grandes estrellas entre sus filas que le han llevado a ser el gran Club que es hoy. Gracias a todos ellos, cuentan con miles de aficionados dispersos alrededor del mundo.

Rubén Osvaldo “Panadero” Díaz, conocido así por la profesión de su padre, fue fichado por los colchoneros en 1973, donde permaneció durante cuatro temporadas ayudando a ganar una Copa Intercontinental, una Copa del Rey y una Liga. Volvía después a su tierra natal para formar parte del Racing de Avellaneda, donde permaneció hasta retirarse en 1978 y dedicarse a la vida de banquillo de la mano de Alfio “Coco” Basile, ayudando al técnico en diversos equipos, entre ellos el Atlético de Madrid en 1995.

El día 8 de enero había cumplido 72 años y el viernes 12 ingresaba en la clínica de la Fundación Favaloro para una intervención programada de la aorta abdominal. Tras empeorar su condición tuvo que volver a ser operado, a lo que no resistió.

Sin duda, una noticia que conmueve no solo a los rojiblancos, sino a todos los que conozcan la historia del fútbol y que hayan vivido esa época brillante donde destacaba el histórico defensa del equipo de Luis Aragonés. Por ello, ayer en el Wanda Metropolitano le recordaban y todo el estadio guardaba un minuto de silencio en su honor, en honor a un futbolista que dejo huella en este Club y que nunca olvidarán.

Desde el Diario de Aficiones Unidas, nuestro más sentido pésame a todos sus allegados y a la afición.