Uno para todos y todos para uno

El fútbol se vuelca con Paquillo, un niño de 11 años que tuvo que ser amputado a la altura de la rodilla a causa de un sarcoma, y cuyo sueño es volver a jugar al fútbol.

Francisco Navas Calvo, o “Paquillo” como se le conoce en su pueblo, es un niño normal de 11 años. Va al colegio, disfruta con sus amigos y juega al fútbol. Un día se descubre un bulto en el pie, nada alarmante.

Dicen que puede ser la bota, el calcetín o una inflamación por un golpe jugando, así que Paquillo continua con su vida. Pero un día todo cambió. Ese bulto resulta ser un sarcoma, y como resultado tuvo que ser amputado a la altura de la rodilla.

Lo primero que preguntó el pequeño tras su operación fue “Papá, ¿volveré a jugar al fútbol?“, una pregunta que conmovió a sus padres, que decidieron publicar una foto del niño en las redes sociales para poder cumplir su sueño con la ayuda de una prótesis.

Toda la localidad de Huétor Tájar, pueblo donde reside la familia, se involucra rápidamente ayudando con lo que puede. Y llega a oídos del equipo local de fútbol, el CD Agroisa Huétor Tájar, que milita en Tercera División, quienes deciden poner sus esfuerzos para un partido benéfico a favor de Paquillo el día 28 de febrero.

La causa ha llegado al Granada CF y a la Asociación G19 de Peñas del Club, que están desplegando todos los medios posibles para que esta causa sea apoyada por todos, además de colaborar activamente en este evento.

La entrada es de 5€, y hasta ahora se han inscrito más de 2.000 personas. Además hay un sorteo, con un coste de 2€, para el cual muchos futbolistas de primera categoría se han involucrado, al igual que otras personalidades del mundo del deporte donando objetos personales.

Por ahora Paquillo ha conseguido 6.000€, y seguramente llegará a 15.000, pero queda mucho camino por recorrer. ¡#TodosSomosPaco!

Patrocinado