Por una vida feliz para Julia

El Real Valladolid se une a la campaña "Una vida feliz para Julia" para colaborar con la investigación de la atrofia muscular espinal, enfermedad que sufre esta pequeña y muchos otros niños

Julia, un bebé de menos de un año, nació siendo una niña completamente normal pero poco a poco sus padres detectaron que no se estaba desarrollando como debía. Sus temores se hicieron realidad cuando finalmente llegó el diagnóstico, Julia sufre atrofia muscular espinal tipo uno, siendo el más grave dentro de la enfermedad.

Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que hace que su cuerpo poco a poco se vaya paralizando y que afecta a los pulmones, siendo este uno de los problemas principales y que hasta ahora supone una esperanza de vida de dos años como máximo.

Actualmente, Julia se encuentra bien a nivel respiratorio y tanto ella como sus padres se encuentran inmersos en una lucha con el objetivo de conseguir una vida feliz para la pequeña. Gracias a la Fundación Atrofia Muscular Espinal, FundAME, están siguiendo un tratamiento muy innovador y diferentes terapias.

Esta fundación nació con el espíritu de contribuir a la mejora de la calidad de vida de los afectados de AME y lucha para fomentar la investigación de esta enfermedad apoyando diferentes proyectos gracias a los recursos económicos que genera y recibe.

El Real Valladolid ha querido poner su granito de arena en esta causa para seguir la lucha de los padres de Julia y lograr combatir esta enfermedad, ya que el tratamiento actual la frena, pero no la cura.

El Club junto a XII Pucela, se han unido a la campaña “Una vida feliz para Julia” con la donación de un euro por cada entrada que vendan para el partido del sábado 12 de mayo entre el Real Valladolid y el Albacete Balompié. Cada abonado podrá sacar hasta dos entradas por 5€ cada una, para no abonados tendrá un coste de 15€. Además, se podrá adquirir la pulsera solidaria por 1€ que irá destinado también a la fundación.

Juntos ganaremos a la atrofia muscular espinal para que la sonrisa de Julia y del resto de niños que sufren esta enfermedad no se borre nunca.

Patrocinado