José Luis Hernanz: “Si no hay afición, no hay fútbol”

El presidente de la Federación de Peñas del AD Alcorcón destaca la creciente presencia de las mujeres en la vida de las agrupaciones: "Estoy muy orgulloso de poder decir que más de la mitad de las peñas federadas están dirigidas por mujeres".

José Luis Hernanz. Presidente Federación Peñas Alcorcón
José Luis Hernanz. Presidente Federación Peñas Alcorcón

José Luis Hernanz es el presidente de la Federación de Peñas de la Agrupación Deportiva Alcorcón, a la que están asociadas siete peñas del club. Accedió al cargo de forma oficial en septiembre de 2015 y ha sido reelegido en febrero de 2019. Como primer objetivo se plantea seguir ayudando a las peñas a crecer e incrementar su implicación en asuntos sociales en el municipio de Alcorcón.

—¿Qué proyectos tiene tu Federación a corto y medio plazo?
A corto plazo, queremos continuar con las actividades que organizamos todos los años, enfocadas a las recogidas de juguetes y alimentos. A final de temporada, también tenemos pensado organizar la Fiesta del Peñista. A medio plazo, el objetivo es seguir creciendo y colaborando con el club en todo lo que nos pida, además de continuar contribuyendo con todos aquellos temas sociales que repercutan en el municipio de Alcorcón.

—¿Cuál es el futbolista del club que se merecería una peña?
Ahora mismo hay muy pocos futbolistas afiliados con las peñas. Tenemos la nueva peña federada Rubén Sanz que, aunque ya no esté en el club, es uno de los jugadores que hizo leyenda en el Alcorcón con el ascenso junto a Sergio Mora y Nagore. Esos eran otros tiempos, en los que los futbolistas estaban comprometidos con el equipo.

—¿Los futbolistas entienden la importancia de las peñas en la vida del club?
No tenemos mucho contacto con ellos. Entiendo que sí debería haberlo, pero desde luego no lo han transmitido al nivel que nosotros queremos.

—¿Cuál es el futbolista más comprometido con las peñas?
El capitán, Dani Jiménez, y Laureano Sanabria. Son jugadores comprometidos con el equipo y muy cercanos con la gente. El resto de jugadores son en su mayoría, gente nueva de este año porque en nuestro equipo los jugadores rotan mucho y todavía no ha habido demasiado compromiso.

—Pide un deseo. ¿Qué te gustaría que el club hiciera por vosotros?
Me gustaría que se comprometieran un poco más con nosotros y se involucraran en el tema social y no tanto en lo monetario. Desde la federación hemos notado un distanciamiento total del club con la afición desde hace dos o tres temporadas. No se ha tratado al aficionado abonado como le corresponde y, de hecho, la masa social ha bajado mucho en poco tiempo. Este año, el club lo ha comprado Iván Bravo, y parece que junto a Ignacio Álvarez, director general, se han tomado un poco más en serio el asunto. Se nota algo más de cercanía con el club.

—¿En qué campo contrario sois mejor recibidos?
Por desgracia, no somos una afición muy viajera, pero siempre nos han tratado muy bien en los campos que hemos visitado. Casi nos tratan mejor fuera de casa que dentro. Podría mencionar Valladolid, Zaragoza, Getafe, Extremadura o Albacete por la cercanía.

—¿Dinos el nombre de una peña ejemplar de tu Federación?
No voy a diferenciar entre ninguna de las peñas porque cada una tiene sus particularidades. Unas son más veteranas y otras más nuevas, pero todas son ejemplares.

—¿Cuál ha sido el viaje más complicado que habéis hecho?
El viaje que hicimos a Sevilla el año pasado para jugar contra el Sevilla Atlético fue terrorífico. Se organizaron dos autobuses y finalmente llegamos tarde a la ciudad deportiva, después de que nos pararan durante dos horas y media en la vía de servicio. Fue una pena porque Íbamos con la ilusión de hacer turismo futbolístico y al final no pudo ser.

—¿Qué tiene tu club que no tenga otro?
Nuestro club es modesto, humilde y familiar. Llevamos toda la vida en categorías inferiores y desde que subimos a Segunda hemos sabido mantenernos temporada a temporada con presupuestos muy bajos y con rotaciones constantes de jugadores. Podemos darnos con un canto en los dientes porque es algo muy difícil y ya son muchas temporadas en Segunda.

—¿Con qué peña de otro club te cambiarías la bufanda?
Con todas, no puedo decir solo una porque tenemos bufandas de los 42 equipos e incluso también de otros clubes de Segunda B. Si tuviera que elegir una, quizá la me quedaría con la peña Frente Voquerón del Extremadura U.D. Son un encanto de gente, nos conocimos hace dos temporadas y nos tratan de lujo.

—¿Qué significa para vosotros formar parte de Aficiones Unidas?
Para nosotros fue el inicio de todo, antes no había nada. La Federación de Peñas del Alcorcón no existía y fue en 2014 cuando Mateos se reunió con nosotros por primera vez y nos animó a embarcarnos en este proyecto tan ilusionante. Aficiones Unidas significa mucho sobretodo por el tema asociativo y la relación con los clubes para fortalecer nuestros derechos como aficionados.

—¿Crees que en el fútbol español se respira un buen ambiente?
A nivel de afición sí. Me produce mucha frustración que en ciertas ocasiones no se acabe de transmitir ese buen ambiente y esos valores que se comparten entre las aficiones. Al final, siempre se le acaba dando mayor visibilidad a ciertos malos rollos que, en mi opinión, no se deberían resaltar. Aunque no lo parezca, LaLiga está haciendo hincapié en mejorar esto y se agradece, es necesario que se haga porque si no hay afición no hay fútbol.

—¿Qué peña organiza las mejores quedadas prepartido?
En Alcorcón las quedadas prepartido las organizamos desde la Federación y las peñas no organizan estos eventos de hermanamiento de forma individual. Siempre hay casos más específicos como es el de la peña de Santo Domingo con la peña Mancha Blanca del Albacete que se llevan especialmente bien entre ellas y planifican a parte.

—¿Por qué hay que ubicar a las aficiones rivales en el gallinero de los estadios?
Me parece una cuestión digna de estudio que a una afición por el simple hecho de ser una afición visitante, tenga que ser ubicada en la peor parte del estadio. Aquí en Alcorcón no tenemos ese problema porque tenemos un estadio pequeñito; ambas aficiones vemos el partido de una manera cómoda. Sin embargo, aunque desgraciadamente no frecuentamos grandes estadios, hemos vivido esa experiencia en Villarreal y desde esa especie de jaula, casi podíamos darles la mano a los vecinos de los pisos contiguos al estadio. Aun así, creo que desde Aficiones Unidas están trabajando mucho al respecto y poco a poco se está mejorando la situación.

—¿Cuál es la actividad de las mujeres en la vida de las peñas? ¿Hay alguna peña femenina?
No tenemos una peña que esté formada íntegramente por mujeres, pero como presidente estoy muy orgulloso de poder decir que más de la mitad de las peñas federadas están dirigidas por mujeres. Al principio, en la junta directiva sólo contábamos con una compañera y actualmente somos 12 integrantes y 7 son mujeres. Cada vez son más.

—¿Cuál es la edad del peñista más veterano y del más benjamín?
El más benjamín tiene cuatro días, la hija de Emilio, uno de los miembros de la Junta directiva. A penas tiene una semana y ya es socia. Por otro lado, Domingo es el más veterano, de 82 años, y además tiene el privilegio de ser el socio número dos.