La emotiva historia de los Fenómenos Oscenses y el Girona: Esto es Aficiones Unidas

La peña del Huesca dedicó el pasado sábado un sentido discurso al presidente de la Federación de Peñas del Girona.

Peñistas del Girona y el Huesca durante su encuentro en Girona.

Lo que hizo la peña Fenómenos Oscenses el sábado, antes del partido de la Sociedad Deportiva Huesca con el Almería, define mejor que cualquier declaración lo que significa Aficiones Unidas. Durante la comida con sus colegas almerienses, los Fenómenos, que sin duda lo son, quisieron enviar un mensaje a la Federación de Peñas del Girona, concretamente a su presidente Cristóbal Sánchez. Allí, en Montívili, había jugado el Huesca en la jornada anterior y ahora sabemos que el fútbol no fue lo más importante.

La historia se remonta al pasado mes de septiembre. En la visita del Girona a Huesca, Cristóbal Sánchez supo que a un familiar muy cercano le habían detectado una enfermedad. Todos los que estaban a su alrededor compartieron su preocupación y su lucha. Cuando al Huesca le tocó devolver visita, el pasado sábado 8 de febrero, Cristóbal comunicó a sus amigos oscenses que el problema había sido superado satisfactoriamente.

Con el ánimo de compartir su alegría, los Fenómenos Oscenses prepararon un discurso que conmovió a quienes lo escucharon y que sigue conmoviendo. “En atención a nuestros amigos de Gerona… En nombre de nuestra peña Fenómenos Oscenses os mandamos un fuerte abrazo por la gran acogida y trato, y el sincero cariño y respeto y hacia todos nosotros. Especialmente para Cristóbal, presidente de la Federación de Peñas del Girona. Desde que nos visitaron el 28 de septiembre del año pasado, hasta que nosotros lo hicimos el pasado sábado, sabemos que tú y tu familia habéis pasado duros problemas y parece ser que esos problemas han sido superados ya y habéis iniciado un tiempo mejor. Con ese talante, nobleza y empatía que tienes nos has hecho partícipes a nosotros, los angelitos oscenses como nos llamas, partícipes de la buena suerte que ha supuesto dejar lo malo atrás y dar la vuelta a una situación tan difícil. No sabes lo orgullosos que nos sentimos. Eres tan generoso que nos consideras más que tus amigos para siempre. Cristóbal, desde esta tu casa, os deseamos especialmente a ti y a tu familia todo lo bueno que sin duda os merecéis, y os mandamos un fuerte abrazo. Intentaremos seguir a a la misma altura que la tuya y la de todos vosotros. Hasta pronto. Vuestros amigos de la peña Fenómenos oscenses”.