“Las peñas somos el corazón más limpio de cualquier club”

José Antonio Cabrera es el presidente de la Federación de Peñas del Recreativo de Huelva. "No entenderíamos el fútbol sin el hermanamiento de las peñas"

José Antonio Cabrera es el presidente de la Federación de Peñas del Recreativo de Huelva, formada por 29 agrupaciones. Accedió al puesto en 2016. “Uno de nuestros objetivos es seguir hermanándonos con más federaciones”

—¿Qué proyectos tiene su federación a corto y medio plazo?

—Gestionamos buena parte de los temas sociales del club. Todas las semanas que el Recre juega en casa traemos a 150 personas con discapacidades diferentes. O personas que son desfavorecidas socialmente. Lo hacemos junto a La Caixa. También el Proyecto RECREO: llevamos jugadores y el médico del Recre a diferentes escuelas para que les hablen de hábitos de vida saludable. Esos niños suelen venir a ver algún partido cuando el Recre juega en casa. Todas las semanas que juega el equipo en casa, las escuelas de fútbol de Huelva suelen venir a hacerle el pasillo al Recre y al visitante.

—¿Qué futbolista de su club se merecería una peña?

—Ha habido siempre muy buenos jugadores. Hay muy buen recuerdo de Santi Cazorla, Sinama Pongolle, Uche, Viqueira… Son jugadores que estuvieron en Primera División en la época gloriosa del Decano. Todos ellos se merecen una peña. También otros tantos más que han estado. Seleccionar uno es una cosa muy compleja.

—¿Los futbolistas entienden la importancia de las peñas en la vida de club?

—En Huelva lo entienden perfectamente. Los futbolistas se implican en el tema de ir a dar las charlas a los colegios o a las distintas peñas de Huelva capital y provincia. De hecho, nosotros solemos ir a los vestuarios cuando las cosas no van bien e intentar motivarlos. Le intentamos dar a entender la importancia del escudo más antiguo del fútbol español.

—¿Cuál es el futbolista más comprometido con las peñas?

—No se puede decir uno concreto. No es fácil ponerle nombre y apellidos a uno porque son muchos. No tenemos problema cuando solicitamos la presencia de algún futbolista a dar una charla. No podemos hablar mal de ellos. Todo lo contrario. No queremos personalizar, porque no es uno, es un equipo.

—¿Qué le gustaría que el club hiciera por ustedes?

—En definitiva lo que estamos haciendo ahora. Esta simbiosis tan bonita que estamos teniendo. Cuando el club nos necesitó en la campaña de salvación hace cuatro años nos tiramos a la calle para salvar al equipo de la desaparición. En otro club, quizá no hubiera ocurrido y el equipo hubiera desaparecido.

—¿En qué campo contrario son ustedes mejor recibidos?

—Afortunadamente, en todos los campos de España nos reciben bien. Esto de ser Decano del fútbol español permite que haya una empatía por parte de los demás clubes de España. Tanto en Primera, como Segunda, o Segunda B.

—Díganos el nombre de una peña ejemplar de su federación.

—Hay muchas peñas. Podíamos decir la peña más antigua, la peña Navidad, o la peña Primera del Decano, porque es la peña femenina. La Peña Milenio es la más numerosa y también la destacaría. Tenemos una peña en Inglaterra y otra en Nueva Jersey. Todas son importantes.

—¿Cuál ha sido el viaje más complicado que han hecho?

—Sin duda el que hicimos a Madrid en 2006. Tuvimos un accidente y murieron cuatro aficionados. El equipo ganó 0-3 en el Bernabéu; los goles fueron dedicados a los aficionados fallecidos.

—¿Con qué peña de otro club se cambiaría la bufanda?

—Con muchas porque estamos hermanados con muchas federaciones de peñas: Córdoba, Badajoz, Extremadura, Betis… La bufanda del Decano se podría intercambiar con muchísimas peñas de España. Uno de nuestros objetivos es seguir hermanándonos con más federaciones.

—¿Qué significa para ustedes formar parte de Aficiones Unidas?

—Es nuestra casa común. Nos sentimos muy a gusto. Sin ella, no sería nada igual. Cuando se celebran los congresos, nos encontramos con multitud de amigos de todas las zonas de España. No entenderíamos el fútbol sin el hermanamiento de las peñas.

—¿Cree que en el fútbol español se respira buen ambiente?

—La afición respira buen ambiente quitando los ultras. No los queremos en Aficiones Unidas. Muchas veces la culpa la tiene la propia prensa o determinados directivos que suelen caldear los partidos antes. Cuando viene gente de peñas rivales al Nuevo Colombiano, para nosotros es una fiesta. Toda la violencia que haya en el fútbol vamos a descartarla desde la Federación de Peñas del Recreativo. Nos quedamos con la parte noble del fútbol. Las peñas somos el corazón más limpio de cualquier club.

—¿Qué peña organiza las mejores quedadas prepartido?

—Tenemos la peña Milenio, que está hermanada con algunas de Córdoba. La propia Federación cuando hace hermanamiento con las distintas federaciones que vienen. Cada peña tiene su idiosincrasia.

—¿Por qué hay que ubicar a las aficiones rivales en el gallinero de los estadios?

—A quienes trabajamos para que las aficiones estemos hermanadas, se nos cuelan determinados individuos que muestran su parte violenta. El trabajo que hacemos el resto de los aficionados queda oculto por estos personajes. La prensa publicita eso y no el trabajo del resto. Quizá la causa de mandarnos al gallinero es evitar el enfrentamiento entre aficiones.

—¿Cuál es la actividad de las mujeres en la vida de las peñas? Ya me ha dicho que hay una peña femenina.

—Exacto. La peña Primera del Decano, la primera peña femenina de España. Es una peña sólo de mujeres. Hasta hace poco, teníamos como vicepresidenta primera a Maribel Cruz, la presidenta de la peña femenina. Han cumplido 25 años hace poco.

—¿Cuál es la edad del peñista más veterano? ¿Y la del más benjamín?

—El peñista más veterano era el socio número uno, que falleció hace poco con 84 años. El más benjamín probablemente sea algún niño recién nacido.