“Quizá vuelva el público en los últimos cinco partidos, pero no hay que obsesionarse”

Carlos Jiménez es el presidente de la Federación de Peñas Sevillistas desde 2016. Aún le quedan cuatro años más, después de ser el único candidato en las últimas elecciones

Arriba a la derecha, Carlos Jiménez, presidente de la Federación de Peñas Sevillistas.

Carlos Jiménez es el presidente de la Federación de Peñas sevillistas San Fernando desde 2016 y lo seguirá siendo hasta 2024 después de ser reelegido recientemente. La federación está formada por 324 peñas y hace pocos días ganó el concurso puesto en marcha en Twitter por Aficiones Unidas en busca del escudo más bonito de las 37 federaciones que forman parte de la organización.

—¿Cómo está llevando su federación la nueva normalidad?

—Bien. Estamos intentando asesorar a las peñas con sede para que sepan cómo tienen que abrir. Le hacemos un resumen del decreto que saca el Gobierno para que tengan claras las cosas. También pusimos en marcha una iniciativa para darle a las peñas que lo solicitaran una camiseta del club para sortearla.

—¿Qué le parece el fútbol sin público?

—Es una pena que no pueda haber público. Pero siendo conscientes y asumiendo la realidad, lo más sensato es que no haya público. Es una lástima que se pierda la esencia del fútbol. Todas las vivencias del partido que rodean al aficionado las echamos mucho de menos.

—¿Cree que estaremos en condiciones de que vuelva el público a los estadios antes de que finalice la Liga?

—Soy positivo en ese sentido y quiero pensar así. Si no se produce, no es extraño. Será importante ver cómo sigue el coronavirus después de la apertura de las fronteras. Habría que ver si se producen repuntes. Creo que la fecha que dio Tebas del ventitantos de junio puede ser precipitada. Pero quizá sí pueda haber público en los últimos cinco partidos. Tampoco hay que obsesionarse con volver antes de tiempo.

—¿Le parecería justo que unos equipos pudieran tener cubierto un porcentaje de aforo y otros no?

—No. Tampoco me gusta el sistema de competición a puerta cerrada. No sería justa la competición si unos pudieran entrar y otros, no.

—¿Cómo se organizan las peñas de su federación para ver los partidos?

—Bien. Les damos directrices y ellos saben cómo pueden abrir sus locales. Tenemos un porcentaje de peñas que no están abriendo, porque tienen un local pequeño y un gran número de peñistas. No quieren entrar en conflicto con sus propios peñistas y prefieren no abrir la sede.

—¿Qué actividades ha realizado su federación durante el confinamiento?

—Hemos puesto en marcha actividades semanales para el entretenimiento de la gente: concurso de dibujo para niños, concurso de preguntas del Sevilla para todos los públicos, una entrevista a cada directivo para que nos conozcan… También disputamos el campeonato de FIFA 20 promovido por Aficiones Unidas. Nosotros nos hemos reunido telemáticamente durante el confinamiento. Las peñas con sede podían tener problemas económicos, por tener el local cerrado tanto tiempo. Hemos llegado a un acuerdo con empresas para abaratar los costes de las peñas.

—¿Qué secuelas ha dejado el coronavirus en su federación?

—El daño más importante ha sido no poder juntarnos. Hemos echado de menos la relación social, la convivencia habitual entre los peñistas. En nuestra federación hemos tenido suerte, porque tenemos la sede en el estadio y no tenemos gasto en ese aspecto. Sin embargo, ha habido un pequeño porcentaje de nuestras peñas que han requerido nuestra ayuda. Les hemos prestado dinero al 0% de interés.

—¿Cree que ahora se valora más el papel de los aficionados en el fútbol?

—En parte sí, aunque sin tomar la dimensión que debería Los aficionados son muy importantes. Actualmente, el fútbol se traduce en dinero. Los ingresos que aportan las televisiones en porcentajes son mucho mayores que los que aporta el aficionado. Pero el aficionado aporta otras cosas que es imposible que dé la televisión. Al aficionado se le pone en valor, pero no con el valor que tiene.

—¿Se han sentido suficientemente atendidos por el club durante este tiempo?

—Sí. Cuando lo hemos requerido, nos han ayudado.

—¿Qué es lo primero que hará cuando pueda ocupar su sitio en el estadio?

—Quedaré con la gente de mi peña antes del partido y haremos una previa como las de antes.