El Protocolo de vuelta a los estadios dicta las condiciones del regreso: por inscripción y en asientos asignados

Una vez que los clubes tengan la relación de aficionados que quieren acudir al estadio, "procederán de la forma que consideren más oportuna".

Pancarta en el estadio del Getafe en el último partido de Liga. CORDON PRESS

Aunque todavía no hay fecha, ya está reglamentado el regreso de los aficionados a los estadios de fútbol. El borrador del Protocolo de vuelta de los aficionados a los partidos de LaLiga, publicado por diversos medios de comunicación, recoge todos los detalles y condiciones para la vuelta de los espectadores.

Entre las medidas más significativas, destaca la creación de una inscripción previa para conocer qué abonados (o quien el club determine) están dispuestos a acudir al encuentro en las condiciones fijadas. Para llevar a cabo este proceso se habilitará una aplicación en la que se realizarán, entre otros, los siguientes procesos: entrega de los datos de contacto y aceptación de las condiciones de acceso al campo, entre las que se incluye la renuncia de ubicarse en la localidad que corresponda como socio o abonado, sino en la designada por el club (de equivalente en categoría), y la toma de temperatura a la entrada al estadio.

Una vez que los clubes tengan la relación de aficionados que quieren acudir al estadio, “procederán de la forma que consideren más oportuna” a seleccionar a los aficionados que tendrán acceso.

El procedimiento de emisión de las entradas se llevará a cabo de dos formas: a través de la página web del club o en las propias oficinas de la entidad. En las entradas figurarán una serie de instrucciones como la hora de acceso al estadio, la puerta de entrada, la zona y número de la localidad, el uso obligatorio de mascarilla y el código de conducta.

Cada club analizará cuáles son los mejores asientos para ser utilizados por los espectadores, quedando excluida la zona posterior a los banquillos, donde se seguirán ubicando los futbolistas suplentes. Se respetará la distancia de seguridad sanitaria (1’5 metros) por lo que “los espectadores se agruparán de dos en dos en asientos alternos, con una línea de ellos libre de arriba abajo”.

Los aficionados se dividirán en cinco grupos, siendo el último el de las personas más vulnerables (con patologías previas o mayores de 70), y se establecerá franjas horarias de acceso a los estadios. Durante los partidos estarán cerradas las tiendas de comida y bebida.

En el supuesto de entradas libres, no se permitirá la distribución entre aficiones visitantes.

Por lo que se refiere al desalojo del estadio, los aficionados lo abandonarán en orden y por filas, primero las más cercanas a las salidas.