Fernando Lobera: “Cuando vuelva al estadio viviré mi primer partido como si fuera el último”

Es el presidente de la Federación de Peñas del Huesca desde hace 13 años. Teme que los espectadores no regresen a los campos hasta 2021.

Fernando Lobera es el presidente de la Federación de Peñas del Huesca desde hace 13 años. Su agrupación está formada por 18 peñas. Lamenta que el público no pueda asistir al campo porque “los jugadores necesitan el calor humano”.

—Concluida la Liga, ¿cómo afronta su federación el verano?

—Con incertidumbre por la pandemia y por saber cuándo podremos regresar a los estadios. Según las noticias, igual no podremos asistir hasta el año que viene. De ser así, animaremos desde casa porque lo importante es la salud. Pero estamos decaídos por eso.

—¿Cómo se imagina el regreso al fútbol el 12 de septiembre, cuando arranque la Liga 20-21?

—Si LaLiga y el CSD han dicho que se iniciará en septiembre el campeonato, pues será así. Nosotros echamos de menos las comidas, los hermanamientos, el ambiente del estadio…

—¿Cree que los aforos serán completos o estarán restringidos?

-Creo que no va a haber ningún aforo, porque no iremos hasta 2021. En Inglaterra y Alemania están intentando que haya 100% de aforo: tomándoles la temperatura, dándole geles, entrando progresivamente, estableciendo unas pautas… Pero aún no está aprobado ese plan. Si diera sus frutos, podríamos recibirlo en España con los brazos abiertos.

—¿Qué siente al ver un partido sin público, tristeza o rabia?

—Tristeza, pero hay que respetar las normas de las autoridades sanitarias.

¿Qué secuelas les ha dejado el coronavirus?

—Anímicamente, estamos por los suelos. Muchos aficionados han perdido a seres queridos, están en el paro… Las secuelas son graves, pero hay que afrontarlas con la mayor positividad posible para que arreglar la situación.

—Durante toda la pandemia, el comportamiento de las federaciones ha sido ejemplar: han llevado a cabo acciones solidarias, se han ocupado de sus peñistas… ¿De qué está más orgulloso?

—Nos hemos ocupado de todos los peñistas. Teníamos una cena en marzo, pero la tuvimos que suspender por el confinamiento. Nuestra federación compró mascarillas a una empresa, cuando había muy pocas, para que les llegaran a los sanitarios, que no disponían de ese material.

­­—¿Cree que las aficiones están ahora más unidas que antes? ¿Se han estrechado lazos en estos tiempos difíciles?

—Los lazos siempre han existido, pero no son iguales física que telemáticamente. En mi opinión, nos están diciendo que nos uniremos más, que saldremos más fuertes, que vamos a ser más solidarios… Sin embargo, discrepo. Pienso que saldremos más individualistas. Por supuesto que echamos en falta las comidas y hermanamientos con el resto de aficionados. Nos da tristeza y pena.

—¿Cómo ha evolucionado la relación entre las aficiones y los clubes?

—Son más fluidas que antes. En Huesca, no tenemos ninguna queja.

—¿Qué le pediría al presidente de su club de cara a la próxima temporada?

—Que se haga mirar cómo afrontar la campaña de socios, porque si regresamos, lo haremos en 2021. Y habrá que esperar para saber en qué condiciones. Es un tema complicado y no me gustaría estar en la situación del presidente y la junta directiva. Pienso que serán sensatos.

—¿Se tendrá más en cuenta a los aficionados a partir de ahora?

—Queremos que nos tengan en cuenta, porque el fútbol sin afición no tiene sentido. La salsa del negocio es la afición. Los jugadores necesitan el calor humano. No concibo un fútbol sin afición.

—¿Volverá el fútbol a ser como antes?

—No va a ser lo mismo. Lo que estamos viviendo es serio y no vemos una solución a corto plazo, porque estamos a la espera de la vacuna. Cuando regrese la verdadera normalidad, no sé si será la misma.

—¿Qué es lo primero que hará cuando pueda volver a ocupar su sitio en el estadio?

—Abrazarme con todos lo que tengo a mi alrededor y vivir el partido como si fuera el último.