La afición del Real Sporting de Gijón está de celebración. El próximo domingo podrá volver a disfrutar del fútbol a pie de campo en el Estadio Municipal El Molinón-Enrique Castro “Quini”. Será la primera vez, desde que comenzó la pandemia, que las gradas gijonenses volverán a retumbar y derrochar pasión.

El evento que acogerá de nuevo al público será el encuentro de la Copa del Rey entre el Sporting de Gijón y el Real Betis Balompié en los dieciseisavos de final.

En cuanto al aforo permitido en las gradas, contará con un máximo de 300 abonados del Sporting, una norma que afecta de igual manera a los encuentros de primera, como a los regionales.

Tal y como anunciaba el equipo en un comunicado emitido, para poder asistir, los abonados han tenido que “realizar una solicitud previa online, siendo su abono personal e instransferible, por lo que en ningún caso cabrá la cesión del mismo ni de la concesión, en su caso, del derecho de asistencia.”

El club señalaba, además, que la afición podrá disfrutar del partido siempre y cuando se respeten todas las medidas preventivas contenidas en la Resolución del Consejero de Salud del 18 de diciembre del 2020.