En 1995 nació la peña Pernales del Albacete Balompié. Joaquín Garrido, junto a unos amigos, se unieron para compartir su pasión por el club que recientemente había descendido a 2ª división. Su intención era demostrarle todo su apoyo al equipo en aquel momento tan complicado del que salieron beneficiados. Tras una gran polémica en el verano del ’95, tanto el Sevilla y el Celta – que, en teoría, iban a descender – como el Valladolid y el Albacete – que, gracias al supuesto descenso, subirían a primera – jugaron la ya conocida como La Liga de los 22.

Los fundadores de la peña, siendo conocedores de la leyenda de ‘El Pernales’, decidieron hacerle honor utilizando su nombre. “Lo que no sabíamos es que, años después, el abogado de la familia de ‘El Pernales’ intentaría denunciarnos por ello. Tuvimos que demostrarles que, aquí en Albacete, muchos más utilizaban su nombre”, señala Joaquín Garrido.

Actualmente, la peña cuenta con 60 miembros. “Siempre nos hemos caracterizado por viajar allá donde juega nuestro club, hacer amigos donde vamos y acoger de la mejor manera a los que nos visitan”.

Joaquín lleva 25 años siendo presidente de la peña, desde su fundación. Asegura que tienen por bandera el ser cordiales unos con los otros y crear una verdadera familia. “El éxito para durar más de 25 años es mantenerse activos y que el buen rollo esté siempre presente”, asegura Joaquín.

La peña Pernales participa en la feria de Albacete, lleva a cabo aperitivos cada año nuevo, se reúne al terminar la temporada para comer todos juntos en el campo y celebra cada aniversario por todo lo alto, aunque estos últimos años no haya podido ser así. “En estos momentos, en nuestra zona no podemos hacer nada. Ni juntarnos más de 6 personas ni organizar eventos. Esperamos que todo mejore pronto”.

El presidente describe a su peña como “una pequeña familia en la que, cuando alguno necesita algo, los demás respondemos. No hay problemas y los ratos que nos juntamos son de alegría, porque para malos rollos ya tenemos ocasión de tenerlos fuera”.

Tras fundar Pernales y presidir la Federación de peñas del Albacete Balompié, Joaquín continúa con energía para poder formar parte de la directiva de Aficiones Unidas, donde asegura estar “muy contento con el trabajo que se desarrolla”.

“Animo a la afición a continuar con la motivación alta, a no desesperar y resistir, porque esta desagradable situación terminará y podremos volver a reunirnos como en los buenos tiempos”, Joaquín Garrido, presidente de la peña Pernales y directivo de Aficiones Unidas.