“Apreciados aficionad@s y amig@s:

Hemos vivido tiempos muy difíciles desde que se declaró la pandemia por la COVID-19. Todavía queda mucha tarea hasta que la sociedad en la que vivimos pueda superar semejante tragedia que tan cruel y duramente nos ha castigado en todos los ámbitos y, por consiguiente, en el vasto mundo del deporte.

Resulta muy triste y decepcionante que siga habiendo gente inconsciente, insolidaria y egoísta que ignora el altísimo tributo pagado, tanto en vidas humanas como en las complicadas secuelas que la enfermedad está dejando; además de la desconsideración haci los profesionales sanitarios a los que tanto debemos.

En nombre de la Peña Fenómenos Oscenses y en el convencimiento de recoger el sentir de todas las Peñas y aficionad@s de la S.D. Huesca, me gustaría manifestar la pesadumbre y el dolor que nos ha supuesto un cambio tan drástico en lo que era nuestra alegría de vivir tan intensamente el fútbol.

Las actividades que habitualmente figuraban en nuestro programa anual debieron cancelarse, citando como las más representativas y queridas las siguientes:

  • Gala de la entrega anual del prestigioso trofeo “Fenómeno”, que se concede por votación al jugador más regular de la S.D. Huesca. No obstante, dicha entrega es irrenunciable y tan pronto como sea posible se darán los que, hasta ese momento, hayan sido otorgados.
  • Gala anual “cena de soci@s”, en la que se da cita la masa social de la Peña en un prestigioso restaurante de la ciudad, completando la velada con sorteos de regalos y actuaciones musicales.
  • Desplazamientos a los distintos estadios y ciudades que nos resulta posible para acompañar al equipo y disfrutar al máximo de la estancia.
  • Comidas con Peñas amigas cuando nos visitan con sus respectivos equipos.

Además, nos entristece no haber podido acompañar a nuestro equipo no solo en nuestro magnífico estadio “El Alcoraz”, si no también haber tenido que renunciar a algo tan grato, emocionante y maravilloso como es visitar otras ciudades, estadios y aficiones, viviendo cada momento y conociendo ambientes que, particularmente a nosotr@s, nos satisfacen y entusiasman.

Y de la misma manera extrañamos el no haber podido recibir en nuestra casa a otras aficiones y Peñas con las que tantos lazos de amistad y concordia nos unen.

Nosotr@s, al igual que harán los demás, tratamos de superarlo recordando los grandes momentos vividos en el pasado, aguardando con ilusión el momento de poder reanudarlos cuando sea posible.

Dicen que el pasado es pasado, pero no se olvida así como así. Ahora tenemos que disfrutar el presente con lo que tengamos, aunque sea en menores dosis. Y para el futuro, aunque no debe ni mucho menos preocuparnos en exceso, sí que el pensar en poder volver a los estadios deberá ser un gran aliciente y motivo para esperar con ilusión el comienzo de la próxima temporada.

En nuestro caso, la temporada que recientemente ha finalizado, ha resultado doblemente injusta y dura. No hemos podido acudir a nuestro estadio para animar y apoyar a los jugadores durante el descenso de categoría de la S.D. Huesca en LaLiga Smartbank, ni en momentos tan necesarios como los vividos en el último partido contra el Valencia C.F., que consumó el descenso de categoría. Además, hemos sufrido el indudable agravio comparativo que supuso que en otros estadios sí se permitieran aforos.

Nuestra afición, sin duda, de las mejores de España, seguirá dando lo mejor de cada uno de nosotr@s para poder salir cuanto antes del dificultoso momento y volver a disfrutar, más si cabe todavía, de los indudables momentazos que pronto habrán de compensar los malos vividos. Lo deseamos, en la misma medida que para todas las aficiones de España.

Mientras tanto: solidaridad, responsabilidad y no olvidar el formidable lema que refleja el espíritu del nuestro club, de sus aficionados y de toda la hermosa provincia de Huesca: ¡Fieles siempre, sin reblar!

¡Viva el fútbol! ¡Arriba Aficiones Unidas! ¡Aúpa la S.D. Huesca!

En Huesca, nos sentiremos orgullos@s cuando os podamos volver a recibir.

Un cordial saludo,

Juan Vicente Soler.