Por segunda temporada consecutiva tras el descenso vivido en la de los años 2018/2019, el Girona pelea por volver a la máxima categoría del fútbol español en la eliminatoria final de la promoción de ascenso.

A la satisfacción de ver al equipo de nuevo compitiendo por regresar entre los grandes, se le une la alegría de ver cómo las complicaciones causadas por la COVID-19 van menguando. “Los malos tiempos van quedando atrás y las ganas de empezar a disfrutar de nuestro deporte favorito del mismo modo que lo hacíamos antes de la pandemia”, comentan desde la Federación de Peñas del Girona F.C.

El primer partido en el que el estadio de Montilivi pudo albergar público de nuevo desde que comenzó la pandemia fue durante el partido de ida de la primera ronda de esta promoción frente al Almería. El próximo enfrentamiento decisivo que acogerá a la afición será contra el Rayo Vallecano. Alrededor de 1.500 personas podrán ocupar los asientos del coliseo gerundense: “toda la hinchada espera que esta sea la llave a la tercera temporada del club en Primera División”.

Las peñas, que agrupan a algunos de los más fieles seguidores rojiblancos, viven con
especial pasión estos días en los que se decide la suerte de nuestros futbolistas en el presente campeonato. Todos aquellos que no tienen ocasión de acudir al estadio aprovechan para seguir los partidos por televisión en las sedes de las peñas, siempre bajo las recomendaciones en materia sanitaria para reducir al máximo los riesgos.

“Tenemos que destacar las iniciativas que van surgiendo para expresar el apoyo al equipo incluso en las condiciones actuales, en las que mandan la contención y el distanciamiento social. Por ejemplo, la llevada a cabo por la Penya Gironina, que ha teñido de rojo y blanco algunos de los puentes más emblemáticos de la ciudad colocando banderas en los mismos”, señala la Federación.

El deseo de todas las peñas que conforman la Federación es que los hombres de Francisco culminen la gesta y logren un nuevo ascenso que toda la afición pueda disfrutar sin temor alguno en las gradas, junto al resto de amigos y aficionados. No obstante, tienen claro que, sea cual sea el resultado, su apoyo al Girona F.C. es innegociable.